Archive for the ‘Un poco de mí’ Category

De la importancia de ser coherente

diciembre 9, 2008

Ser consecuente contigo mismo al final del día, es uno de los objetivos más duros y difíciles de conseguir. Nuestro día a día está lleno de situaciones que hacen que tomemos decisiones o actuemos de forma distinta a como pensamos y sentimos realmente. El trabajo, las amistades, la familia, la pareja, los hijos, la sociedad hacen tambalear nuestra integridad con nosotros mismos constantemente. Es curioso como por no herir, por encajar en determinadas situaciones, seguimos la corriente aunque nuestra cabeza piense todo lo contrario.

Yo hace tiempo me propuse sin mucho éxito llegar al final del día habiendo sido consecuente conmigo misma. No nos engañemos, ser empático no es fácil. Hacer respetar tu opinión, o tu visión de las cosas, escuchar activamente, aceptar otros puntos de vista o simplemente no dejarte arrastrar por la del resto es una lucha constante. Y yo odio el enfrentamiento. No me gusta luchar. Yo no puedo hacer las cosas contra, sino por.

Pero he conseguido romper con algunas cosas, son pequeños cambios. Pocos, pero al fin y al cabo cambios que me hacen sentir mejor. Simplemente porque los he decidido yo acorde con lo que pienso. Mi separación a pesar del dolor, ser delegada de personal ante la incomprensión de la empresa, vivir de alquiler y no caer en la histeria de comprar un piso, disfrutar de mi hijo sin dejar de ser persona. Y sobre todo ser consciente de mis puntos débiles, que son muchos, e intentar día a día mejorar y ser feliz. Quién sabe quizá algún día consiga saltar y hacer de mi día a día algo que realmente me haga sentir útil y me haga crecer. Quizá algún consiga apagar mi diálogo interior, dejar que me afecte lo que puedan pensar los demás y romper con chantajes emocionales. Fotografiar el mundo, enriquecer momentos con un poco de sal y azúcar en la cocina, ayudar a poner un poco de orden en este mundo lleno de sentido pero que con frecuencia olvida sus propósitos. Quién sabe.

De momento me enfrento a unas elecciones sindicales, con un sindicato que olvidó su objetivo como tal y que amenaza impugnar unas elecciones donde no tiene nada que ganar (léase UGT), una candidata enferma, un montón de gente delegando votos porque trabaja en casa y quién sabe qué porcentaje de abstención y una mesa electoral fantasma pues también trabaja en casa. Pero ahí estamos, sin perder el norte y recordando siempre por qué lo hago: por ser consecuente con lo que pienso y con lo que siento. Porque de esto salimos ganando todos, por mucho que a veces nos parezca un túnel sin final. Porque es una oportunidad para proponer ideas y participar de ellas. Porque nada debería ser visto como un enfrentamiento sino como un enriquecimiento. Y porque por estar allí no me ha salido cola y cuernos, ni huelo a azufre. Simplemente soy feliz siendo útil.

Recuperando lo bueno del pasado

diciembre 8, 2008

En las últimas semanas, como si de un efecto dómino se tratara, estoy volviendo a recuperar amistades de esas que su recuerdo te hace sonreír con dulzura. Como saboreando un buen vino, me siento, me acomodo y paladeo este néctar.

Primer sorbo: Gracias a Facebook, empecé a encontrar antiguos compañeros de la EGB. Con el tiempo, las circunstancias de la vida, nos fuimos alejando. Sin embargo fue una de las etapas más entrañables de mi vida. De esas que marcan y te hacen persona. Y ver que el tiempo no ha podido borrar ese cariño que nos teníamos, me demuestra que las cosas buenas no se pierden. Sin duda ya no somos las mismas personas pero seguimos queriéndonos.

Segundo sorbo: También gracias a Facebook (al final le tendré que poner una vela) dejamos de dilatar un recuentro con una magnifica amiga a la que perdí el rastro al romper su relación con otro amigo. Ahora no sólo estamos recuperando el tiempo perdido con dos cenas en las últimas dos semanas, sino que además ha aportado un nuevo amigo, su actual novio, con el que comparto el amor por la fotografía. Y  la amistad es más auténtica que nunca.

Vaciando la copa: una llamada, hoy, desde Suecia. Mi querida Nina. Mi dulce Niña. Ex-compañera de trabajo, de comité y sin duda amiga. Amiga escrito en mayúscula. Una maravillosa mujer, persona y madre a la que también la vida alejó de Barcelona. El puente nunca se rompió. Siempre estuvo allí. Y ahora una vez más le tiendo mi mano, mis fuerzas, mi amistad, mi abrazo.

Alzo la copa, la tiendo, la vuelvo a llenar. Para saborear un poco más lo bueno del pasado que siempre ha sido presente.

Mimándome

noviembre 27, 2008

Hoy he hecho una de esas cosas que siempre piensas que deberías hacer más amenudo pero que nunca haces. He decidido mimarme y hacer culto a mi cuerpo. El motivo: mi cumpleaños. Total que me cogí el día de fiesta y me autoregalé una sesión de spa. Genial tu…no veas…y luego dicen que el dinero no hace la felicidad. Qué regalazo me hice hoy! Primero un peeling, luego fangoterapia seguido de masaje bajo una ducha horizontal y un zumito en la tumbona. Tanto me gustó lo de hacer de marquesona que luego me compré unos zapatos, me fui a la pelu, a comer y al osteopata. Bueno, esto último no era por mi cumple, pero que me ha venido de perillas. De veras, tengo que repetir esta experiencia, aunque mi nómina sólo de para una vez al año.

Os doy la web del centro de spa a que fui. Muy recomendable:

Aqua Urban Spa

Mi nuevo inquilino…

octubre 31, 2008

 

Hasta el lunes. Sólo por Halloween…las tradiciones francesas de mi compañero y el interés espontáneo de mi hijo por todo lo terrorífico imponen aceptar la convivencia de ciertos inquilinos junto a las castañas y los panellets…

Los panellets de mi mamá

octubre 30, 2008

Para los que no lo sepáis en Catalunya la noche del 31 de Octubre celebramos la Castañada y comemos castañas, boniatos al horno, panellets y vino dulce.

 

Los panellets son un dulce típico de Cataluña que tradicionalmente se prepara en la festividad de la castañada. Se hacen de pasta dulce a base azúcar, almendra cruda molida, huevo y patata o boniato, para que tenga una textura más esponjosa. Por el exterior se recubren con clara de huevo que hacen de adherente para colocar una capa de piñones, todo el conjunto se hornea y se deja enfriar. Hoy en día existe una amplia gama de panellets: el de coco, chocolate, café, membrillo, etc.

 

Los panellets datan del siglo XVIII, cuando se usaban como comida bendecida para compartir después de las celebraciones religiosas (Panellets de Sant Marc y Panellets de la Santa Creu).

 

Están deliciosos aunque son una bomba calórica. Son exageradamente caros, como a 2 Euros por panellet. Pero a mi me los hace mi madre, que para esto es un crack.

A desayunar!

octubre 20, 2008

Os muestro una de mis mejores facetas: la cocina.

Siempre he sentido fascinación por la capacidad de nuestras manos de transformar y crear. Si a esto le juntas el gusto por lo natural, acabas sembrando un huerto y haciendo pan…o en este caso unos magníficos muffins de chocolate caseros que harán que este lunes sea un poco más llevadero.

Si alguien quiere la receta, sólo tiene que escribirme. Estaré encantada en compartirla.

Cerrado por vacaciones

septiembre 8, 2008

Durante las próximas semanas este blog va a sufrir un parón puesto que me voy de vacaciones del 11 al 30 de septiembre a …Bali.

Sí, sí, he dicho Bali.

Me voy con el corazón dividido por las ganas de un viaje de estas características y la posibilidad de empaparme con otra cultura y por la tristeza de no poder compartirlo con mi hijo que se quedará con sus abuelos.

Pero estoy segura de que tendré muchas cosas que contar a mi vuelta.

Un abrazo muy fuerte

Desempolvando la capa con alegría

septiembre 2, 2008

 

Hoy vuelve mi hijo después de tres semanas de vacaciones en Andalucía con su padre. Supongo que a estas alturas ya debería estar acostumbrada a su ausencia y aunque cada vez lo llevo mejor y aprovecho para hacer cosas que normalmente no podría, la verdad es que lo echo un montón de menos. Demasiado silencio en casa.

 

O sea que ni que sea por una vez sacaré con ganas la capa de supermamá del armario y me pondré manos a la obra con la rutina y el ritmo que conlleva tener un niño y trabajar.

 

La primera gran misión será devolverle al ritmo normal de horarios y de comidas. Así como sacarle los aires de niño rey que siempre trae cuando vuelve de allí. Cuestión de días y de paciencia mutua.

 

¡Bienvenido Eric!

Invitado sorpresa

agosto 22, 2008
Perrro vs rata

Perrro vs rata

La victima
La victima

Tenemos un invitado sorpresa en casa hasta el próximo domingo. Se llama Uko y le encanta…pelearse con las ratas.

Con el día por delante

agosto 13, 2008

 

Con ganas de comerme el mundo. Así me he levantado hoy. Aprovechando dos días de vacaciones medio improvisados, sola, sin niño y sin pareja, me he levantado tarde y con ganas de comerme el mundo.

O quizá estoy hambrienta porque sólo pienso en el bol de cereales que aún no he tomado y lo primero que he escrito nada más levantarme es la lista de la compra.

Curioso, tener ganas de coger el carro e irme  a comprar. Pero sí, tengo ganas. Me apetece llenarlo de frutas, verduras y pescado. Me apetece cocinar. Preparar sopar frías y sorbetes de frutas. Hay qué ver lo que hace poder levantarse tarde, con el día por delante, sin planes. Una ventana abierta a la improvisación.

Quién dijo que el trabajo era salud, debía flipar. Quizá un trabajo que te llena, que te hace sentir útil. Pero al final incluso esto se convierte en rutina.

Lo que llena, o al menos a mi me llena, es crear. Hacer cosas con tus manos como la cocina y que de allí salga algo concreto, y rico, que despierta los sentidos. O fotografiar, transmitir una impresión en una imagen que te dice algo, que te emociona. O plantar semillas y ver como brotan las plantas y después comértelas. O la responsabilidad de criar a un hijo y hacer de él una persona, educarlo. Cuánto admiro a las personas que tienen el don de crear cosas.

Supongo que el trabajo también llena, al menos llena el tiempo.  Pero con frecuencia lo llena de nervios innecesarios. Tanta prisa, tanta urgencia. ¿Para qué? ¿Acaso tiene sentido? ¿No es mejor algo hecho con cariño, sin prisas, con detalle?

Creo que seguiré con la lista de la compra: parmesano, salvia, “crème fraîche”…o mejor me voy a preparar ese bol de cereales. Con el día por delante, esto es vida…


A %d blogueros les gusta esto: