Posts Tagged ‘Altas capacidades’

Carta a una escola II

junio 19, 2012

Hace dos años entramos con el alma cansada, la duda y la esperanza escritas en nuestros rostros. Impotentes, escépticos hacia un sistema educativo que nos hacia sentir extraños. Hace dos años no me imaginaba escribir esta carta.

Vocación, dedicación, humanidad. Son palabras que me evocan esta escuela de nombre raro, que nos ha permitido por un tiempo hacer un paréntesis en nuestras vidas y en la de Eric.

Sentirse distinto y la necesidad de pertenecer a un grupo no es fácil. Más para un niño que a lo largo de este tiempo ha aprendido a esconderse detrás de una mascara que a veces se muestra pesada y difícil de llevar.

Por primera vez en muchos años Eric se ha sentido escuchado. Nos hemos sentido escuchados.

No ha sido fácil. Nunca nos resultará fácil. Hay demasiados prejuicios y poca voluntad para escuchar contra los que luchar. Pero si por alguna cosa recordaremos Pràctiques II es por su carácter, voluntad y ganas de enseñar a pesar de las dificultades.

Sé que Eric se lleva un buen recuerdo. Sé que más de uno de vosotros se convertirá en ese maestro o maestra de referencia que recordará de mayor.

Ha sido sin duda un bautizo al mundo de las Altas Capacidades. Queda mucho por hacer. Pero el camino ha empezado. No paréis. Todos somos distintos. Todos tenemos mucho que aprender y ofrecer.

Esta carta es un gracias por toda vuestra tarea diaria. Un día de mi dedicación y vocación a cambio de seis trimestres que nos hicieron creer que quizá sí había esperanza y que valía la pena seguir intentándolo.

Muchas gracias. Os echaremos de menos.

_________________________________________

Fa dos anys entrarem amb l’ànima cansada, el dubte i l’esperança escrits a la cara. Impotents, escèptics cap a un sistema educatiu que ens feia sentir estranys. Fa dos anys no m’imaginava escriure aquesta carta.
Vocació, dedicació, humanitat. Són paraules que m’evoquen aquesta escola de nom estrany, que ens ha permès per un temps fer un parèntesi en les nostres vides i en la de l’Èric.
Sentir-se diferent i la necesitat de pertànyer a un grup no és fàcil. Menys per un infant que al llarg de tot aquest temps ha après a amagar-se rere una màscara que de vegades és mostra feixuga i massa pesada.
Per primera vegada en molts anys l’Èric s’ha sentit escoltat. Ens hem sentit escoltats.
No ha estat fàcil. Mai no ens serà fàcil. Hi ha massa prejudicis i poca voluntat d’escoltar contra què lluitar. Però si per alguna cosa recordarem Pràctiques II és pel seu tarannà, voluntat i ganes d’ensenyar malgrat les dificultats.
Sé que l’Èric s’enduu un bon record. Sé que més d’un de vosaltres es convertirà en aquell mestre o mestra de referència en qui pensarà quan sigui gran.
Ha estat sens dubte un bateig d’iniciació al món de les Altes Capacitats. Queda molt per fer. Però el camí ja ha començat. No us atureu. Tots som diferents, tots tenim molt per aprendre i per donar.
Aquesta carta és un gràcies per tota la vostra tasca diària. Un dia de la meva dedicació i vocació a canvi de sis trimestres que ens han tornat a fer creure que potser sí hi havia esperança i que valia la pena seguir-ho intentant.
Moltes gràcies. Us trobarem a faltar.

Las inteligencias múltiples en las altas capacidades intelectuales

abril 26, 2012

El próximo sábado, 12 de mayo  a las 11 horas, Tere Gómez se encargará de la próxima sesión de la escuela de padres y madres de niños y niñas con altas capacidades intelectuales e informará de las inteligencias múltiples.

Mª Teresa Gómez es licenciada en psicología y ha sido profesora, con una amplia experiencia en preescolar, básica y secundaria. Ha trabajado como psicóloga de un equipo de orientación psicopedagógica de la Generalitat de Cataluña, colaborado con la universidad como investigadora y en la formación en prácticas de alumnos de psicopedagogía. Es autora de varios libros dedicados a las altas capacidades intelectuales.

Precio de la sesión:

– Socios Fanjac: 5 euros. (dos socios: 8 euros). No Socios: 10 euros.
– Ludoteca: 3 euros/niño.

Lugar: CX Espai Montbau, Carrer d’Àngel Marquès, 14-18,08035 Barcelona.

Inscripción: enviar un mensaje a pilar.bernal@fanjac.org indicando nombre, apellidos y NIF.

Aforo limitado. Queda reservada la plaza mediante pago al número de cuenta 2100-1078-54-0200093630

El guepardo

enero 24, 2012

EL GUEPARDO

Esta es la traducción de un interesante discurso ofrecido en la Conferencia Hollingworth para las Altas Capacidades (1992) “Is it a cheetah?” de Stephanie S. Tolan, una escritora de cuentos para niños norteamericana.

Una bonita metáfora que hace muy fácil entender por qué los niños y niñas con Altas Capacidades pasan desapercibidos y por qué necesitan tanto de la sociedad para no convertirse en simples gatos.

Lectura muy recomendable.

Respira: ments brillants

enero 23, 2012

BTV televisió emitió ayer domingo 22 de enero un programa de Respira dedicado a las Altas Capacidades con la participación de Xavier que sólo hace 4 años que conoce que es superdotado, el Dr. Leopoldo Carreras especializado en AC y delegado en España del WCGTC (World Council for Gifted and Talented Children), Maria Dolors Rius,  presidenta de FANJAC, y su hijo Berenguer.

Todos ellos nos explican su experiencia personal y nos muestran las dificultades para superar un mundo que se empeña en etiquetarlos en algo que no son.

El programa intenta romper los estereotipos que sufre este colectivo, que tanto obstaculizan su atención educativa y su integración, y ayudar a la sociedad a entender mejor la realidad de estos niños y niñas.

Me quedo con una frase de Xavier: “La intel·ligència és un do per ajudar, per a fer un món millor” (La inteligencia es un don para ayudar, para hacer un mundo mejor).

Escuela de padres y madres con niños y niñas con Altas Capacidades

noviembre 22, 2011

Cuando te dicen que tu hijo o hija tiene Altas Capacidades no sabes si echarte a reír o a llorar. En realidad no sabes nada. Hay tantos mitos alrededor de este tema que se podría crear una nueva religión o  un universo ficticio propio.

Te sientes totalmente desorientado, impotente y sobrepasado. No sabes dónde acudir, dónde informarte, cómo actuar y sobre todo no sabes cómo ayudar a tu hijo o hija a ser lo que cualquier padre desea: feliz. Es en ese momento que empiezas a hablar con paredes con nombre propio. Estás solo. El desgaste energético, psicológico y económico es tan grande que a veces simplemente decides arrojar la toalla. A veces porque no puedes más, a veces porque ni tan siquiera puedes. La inteligencia no entiende de clases sociales y son muy pocos los que se pueden permitir atender las necesidades de uno niños que no han escogido ser como son y que simplemente son.

Este curso escolar estaremos un poco menos solos. A partir del 26 de noviembre a las 11 horas se inagura la “Escuela de Padres y Madres de Fanjac” que contará un sábado al mes con la intervención de un profesional dedicado a las Altas Capacidades.

En esta primera sesión se hará una introducción sobre las Altas Capacidades en los niños y niñas:

  • Las primeras señales en casa
  • Estereotipos, tópicos y falsas creencias
  • Inteligencia: términos y definiciones

Esta sesión estará impartida por Leopoldo Carreras, Psicólogo y delegado en España del WCGTC (World Council for Gifted and Talented Children) y está dirigida a todas las personas interesadas en conocer las Altas Capacidades ya sean padres, madres, profesores/as, psicólogo/as, pedagogos/as, pediatras, etc…

Ciclad Escuela+de+Padres.+Introducción+a+las+altas+capacidades si queréis más información.

Arranque del curso escolar

septiembre 13, 2011

Ayer empezó el curso escolar en Cataluña. Un curso que arranca con movida. Movida por la polémica de la inmersión lingüística, movida por los recortes en la escuela pública, movida por los comentarios fuera de lugar de más de uno, ¿o debería decir una?

La apuesta de las Instituciones este año por la educación empieza a perfilarse sin grandes sorpresas. Sin grandes sorpresas porque resulta bastante evidente que la educación en España no es ninguna apuesta. La que debería ser la gran inversión de un país, la apuesta de futuro, acaba convirtiéndose en el patito feo. Sólo que a este patito no le veo yo con ánimos de convertirse en cisne.

Los comentarios de Aguirre o incluso, Rigau, no son más que el reflejo de una parte de la sociedad que aún ve la escuela pública como la escuela de las colonias industriales y apuesta por una escuela privada donde sólo los que pueden pagar pueden aspirar a la excelencia. Lástima que la excelencia y la inteligencia no entienda de clases sociales, señoras.

El desprecio al profesorado, tanto por parte de las Administraciones como de la sociedad -¿quién no ha oído eso de que potra 3 meses de vacaciones?- demuestran el poco valor que le damos a esta profesión. Una profesión de la que sin embargo depende el futuro del país.

Para nadie es un secreto que en países donde el sistema educativo destaca por su calidad,  a los profesores se les respeta y valora por la responsabilidad que tienen y no se mira en gastos.  Difícil pretender obtener buenos resultados con un profesorado quemado, sin medios y menospreciado.

Pero es que además la educación parece un campo de experimentación. Que si ahora, semana blanca, que si ahora la sexta hora, que si ahora la quito, que si ahora la pongo. Un campo que depende como siempre del arado de un brazo que no siempre es agricultor y que prueba a cosechar un poco según el viento sopla.

Veremos en qué estado queda el campo a este ritmo. Y si consigue dar los frutos de una cosecha mínimamente decente.

Rigau anuncia un servicio de apoyo personalizado para potenciar las capacidades de alumnos superdotados

julio 26, 2011

Poco a poco se va desgranando la nueva política educativa de la Generalitat como si fuera un racimo de uva. Y como la uva siempre te encuentras un grano bueno y otro malo.

En esta ocasión El Periódico de Cataluña anunciaba otra medida de la consellera Rigau, en principio positiva para los padres y madres con niños y niñas con Altas Capacidades y también para los que tienen otras necesidades específicas.

La consellera de Ensenyament, Irene Rigau, apuesta por destinar una parte de los recursos de la eliminación de la sexta hora  a ofrecer un apoyo personalizado a los alumnos con más dificultades y al impulso de otro servicio para potenciar las capacidades de los superdotados. Para ello ha explicado que prestarán formación a profesores para que sepan atender y detectar los problemas de aprendizaje de los alumnos con más problemas, y también para tratar a los que tienen altas capacidades.

Quiero ser positiva porque por primera vez se habla de la necesidad de atender las Altas Capacidades y esto es positivo porque se rompe con el mito social de que este tipo de alumnado no requiere de ayuda para salir adelante. Y porque se apuesta por una escuela inclusiva que atiende la diversidad y respeta el ritmo individual de cada alumno.

Mi pregunta es: ¿Cómo van a determinar quién tiene Altas Capacidades? Si se basan en criterios de rendimiento la cosa no es tan simple. ¿Será el EAP quién lo determine? ¿Valdrán los diagnósticos externos?

Más preguntas: ¿Cómo potenciarán las Altas Capacidades? Lo ideal sería que esto se hiciera dentro del aula con el resto de alumnos para que no se sientan como bichos raros (como pasa actualmente, que callan para no destacar e integrarse en el grupo). ¿Cómo van a formar a los profesores si han recortado horas y presupuesto en Educación? ¿Cómo van a poder atender a este alumnado? ¿Llegaremos a ver como se implanta esta medida o pasará como la semana blanca que a la que llega otro al poder desaparece?

Seamos positivos, a ver qué nos depara el próximo curso escolar.

La formación de los más capaces

mayo 25, 2011

El pasado domingo 22 de Mayo El País publicó un artículo sobre la educación de los más capaces que explica de forma concisa, clara y sin víctimismos el por qué de la necesidad de tener en cuenta a este colectivo. Lo firman Eugenio Hernández y Mercedes Sánchez, ambos miembros del proyecto de estimulación de matemáticas ESTALMAT-Madrid.

Hacía mucho tiempo que quería leer algo así por esto lo quiero compartir con todos vosotros.

“El sistema educativo español garantiza la igualdad de oportunidades de todos los alumnos, sea cual sea el nivel socioeconómico o cultural de sus familias. Tenemos uno de los sistemas educativos más integradores y equitativos, pero también somos uno de los países con menor porcentaje de estudiantes brillantes. Según el informe PISA 2010, en España tan solo hay un 3% de alumnos brillantes frente al 8% de la media de los países de la OCDE. Según este estudio parece que en España no estamos atendiendo el talento de forma adecuada. Hay consenso sobre la necesidad de cambiar este rumbo, pero el debate estriba en cómo hacerlo.

 En los centros escolares, en la actualidad, la diversidad es muy amplia, los profesores se ven desbordados ante tanta diversidad: cultural, social y de dificultades de aprendizaje. No hay suficientes cauces para atender la diversidad adecuadamente por lo que la mayoría de las veces se ha marcado como prioritario la atención a los más desprotegidos y es posible que el sistema haya ido descuidando la atención de los más capaces. A estos alumnos también deberíamos considerarlos alumnos con diversidad educativa y tratarlos adecuadamente para lograr uno de los objetivos más interesantes de la educación: llevar a cada alumno a desarrollar al máximo sus capacidades.

Ha llegado el momento de plantearnos qué hacer con los más capaces, pues si no les dedicamos la atención necesaria para que su rendimiento sea el adecuado estamos desperdiciando el talento de nuestras futuras generaciones. Nos preguntamos: en nuestro sistema educativo, ¿se puede atender a estos estudiantes?

Se consideran alumnos de altas capacidades a aquellos que trabajan y aprenden a mayor ritmo, con mayor profundidad y con mayor amplitud que los demás, sobre todo cuando trabajan un tema de su interés. Nacen niños con talento en todas las clases sociales y en todos los lugares y es la educación, el estudio y el esfuerzo en el sentido más amplio lo que va a hacer que esas capacidades se vayan desarrollando o se vayan perdiendo.

Los modelos genéricos que existen para atender a los alumnos de altas capacidades en los países desarrollados son tres:

  • La aceleración del aprendizaje, que podríamos resumir en un salto de curso.
  • El enriquecimiento en todas sus modalidades, ya sea dentro del aula, ya sea en horario extraescolar, en algunas materias.
  • La agrupación por capacidades, casi siempre en función del rendimiento académico de cursos anteriores.

La aceleración del aprendizaje está contemplada en nuestro sistema educativo, permitiéndose adelantar un curso en cada una de las etapas de la enseñanza obligatoria.

En cuanto el enriquecimiento extraescolar, ponemos como ejemplo el proyecto ESTALMAT de detección y estímulo del talento matemático precoz. Fundado por el profesor Miguel de Guzmán y dirigido por la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, cuenta con la financiación principal de la Fundación Vodafone España para su realización. Tiene como finalidad orientar y estimular de manera continuada el talento matemático excepcional de estudiantes de 12-16 años, sin desarraigarlos de su entorno, mediante una orientación adecuada.

En este proyecto se enseñan las matemáticas que nos hacen disfrutar. Son las matemáticas del razonamiento, las de la geometría y sus bellas demostraciones, las de las conjeturas, las de las propiedades de los números y las de los problemas sin resolver. Los temas que se trabajan están fuera del programa curricular y tratan de aproximarse a problemas matemáticos profundos de la manera más lúdica posible, siguiendo las palabras de Miguel de Guzmán: “El juego y la belleza están en el origen de una parte de la matemática. Si los matemáticos de todos los tiempos se lo han pasado tan bien jugando y contemplando su juego y su ciencia, ¿por qué no tratar de aprenderla y comunicarla a través del juego y de la belleza?”.

Para el tercer modelo tomamos como ejemplo el Bachillerato Internacional. En España, en muchos centros públicos y privados se imparte este bachillerato. En cada centro donde se imparte, se atiende a los alumnos que no solo tienen una mayor capacidad, sino que también tienen mayor interés por aprender y por conocer. Este bachillerato tiene un desarrollo curricular específico en el que se trabajan las distintas áreas con un sistema de evaluación interna y externa. Uno de sus hitos principales es desarrollar un trabajo de investigación original, mediante el estudio en profundidad de un tema relacionado con alguna de las asignaturas.

En nuestro país el deporte ha alcanzado niveles de excelencia internacional debido, no solo a la existencia de estrellas, sino también a la creación de numerosas escuelas deportivas en las que se practican todo tipo de deportes. Si quisiéramos potenciar la música clásica, ¿qué es mejor?, ¿construir un gran auditorio para muchas personas o construir pequeños auditorios y conservatorios por los pueblos?

Estamos convencidos de que, al igual que en la música o en el deporte, el desarrollo de actividades extraescolares por materias y la creación grupos de excelencia debe hacerse sin desarraigar a los alumnos de su entorno familiar y social. Fomentando en todos los ámbitos la agrupación de estudiantes por capacidades lograremos que de las mayorías educadas surjan las minorías excelentes.”

Carta a una escuela

enero 24, 2011

Llevo tiempo dándole vueltas y vueltas a una carta que nunca se escribió ni se llegó a enviar. Varias líneas dibujadas en algún rincón de mi cerebro que nunca se llegaron a concretar.  Una carta que no busca culpables, ni tan siquiera respuesta. Sólo un canal de expresión.

Han sido muchos cambios, y, aunque positivos, hay que valorarlos desde cierta distancia.  Necesitan encontrar un marco para cerrar el pasado sin echar la mirada atrás.

En marzo del año pasado decidimos cambiar de escuela. No veíamos ninguna expectativa de cambio, ninguna luz al final del túnel. El curso había sido un total desastre y las respuestas que nos daban nos hicieron entender que no podíamos esperar nada más. Habíamos quemado todos los cartuchos. Lo habíamos intentado.

La visita a una inspectora de educación, sólo para asegurarme de que no me estaba volviendo loca y que lo que ocurría no era normal, nos decantó aún más por la opción del cambio.

Una mujer encantadora, la inspectora. Sabía de lo que hablaba, no tuve que explicar las necesidades de un niño con Altas Capacidades, por lo que la conversación fue relajada y efectiva.

Al final la exculpación. Aunque era evidente que no se habían atendido sus necesidades,teníamos que entender que los profesores pudieran sentirse puestos en duda, que no supieran cómo actuar. Mejor cambiar…

¿Cómo se puede justificar que un niño sea desatendido por falta de ganas de aprender o de escuchar? Nos dimos por vencidos.

Estimados/as señores/as:

Esta es una carta escrita desde la impotencia; desde la impotencia como madre por tener que decir a un hijo que tendrá que dejar sus amigos atrás, por no  haber sabido defender sus derechos ni darle el marco necesario para crecer en la felicidad; desde el desaliento por creer en una escuela inclusiva donde la diversidad se entienda como una oportunidad de crecer y donde los padres formen parte del proyecto educativo; desde la frustración al comprobar una vez más que el diálogo no basta si no hay voluntad.

Hubiera querido formar parte de este proyecto tan enriquecedor como es el de educar, pero no tuve la oportunidad.

Ser diverso, significa ser diferente. Significa no ser como los otros, no ser normal. No es más que un eufemismo que oculta un malestar por lo desconocido y que siempre se acompaña de un diagnóstico que intenta dar explicación al concepto de “diferencia”. Clasificar. Esto nos tranquiliza, nos devuelve el control, el rol de Robinson que intenta poner orden al caos. Y al adaptar este rol  ignoramos las posibilidades que se abrirían ante nosotros con una mirada liberada de ideas preconcebidas, una mirada fresca, abierta, dispuesta a aprender y a escuchar activamente.

Esta es una carta que no busca culpables, no busca respuesta. Es una carta escrita desde la esperanza. La esperanza de un mensaje que se quiere extender para que un día ningún niño y niña se sienta excluido por ser lo que es, por no poder seguir el ritmo o por aprender de forma distinta, por no gustarle el fútbol y preferir un libro, por no ser bueno en matemáticas pero sí en música. Porque uno, ni en la escuela ni en la vida, no es blanco o negro, es lo que es.

Nos vamos sin saber lo que nos depara el futuro, sin saber si algún día encontraremos un lugar donde nadie le ponga freno a su infinita curiosidad y se le tache de mala actitud por ser lo que es. Pero seguiremos atentos con los ojos puestos en el futuro, un futuro donde esperamos ya no sea necesaria un ley de diversidad y del que deseamos formar parte.

Muy atentamente,

Sònia Layola

La inteligencia sin control…no sirve de nada

abril 1, 2010

Post publicado en ASA Málaga

 Leyendo el artículo publicado por Yolanda Escuder, en este mismo blog, titulado Conducir a 180, me vino a la memoria aquel anuncio, de hace unos años, de una conocida marca de neumáticos. El spot utilizaba un eslogan que enganchaba al espectador, nada más oírlo y que seguro, más de uno de vosotros, recuerda: “La potencia sin control, no sirve de nada”. Pirelli acompañaba su eslogan con una llamativa imagen de Carl Lewis en posición de salida de carrera, enfundado en unos zapatos de tacón. Lógicamente, con el uso inadecuado del calzado, su velocidad se vería mermada y su potencial físico, no se podría desplegar adecuadamente.

Si extrapolamos la idea en la que se basa este eslogan al tema que nos ocupa, podríamos decir que “La inteligencia sin control, no sirve de nada”. Porque, un cerebro preparado para aprender a altas velocidades y con un gran potencial, pero no canalizado, trabajado o conducido hacia la línea de meta, se perderá por el camino y no alcanzará sus objetivos. Tratando de manera habitual a niños y niñas con altas capacidades, observo cómo vivir de las rentas, se convierte en una máxima que acompaña a muchos de ellos en sus actividades diarias y la ley del mínimo esfuerzo, en su recurso ante todo aquello que suponga trabajar. Retomando el símil del anuncio, se enfrentan a la carrera mal preparados, usando tacones incómodos que les impiden correr, volar. Cuando los padres de estos niños y niñas me dicen “mi hijo/a es un vago/a, no hace nada”; casi siempre, lo que nos encontramos es una inteligencia que le permite alcanzar metas, apenas sin esfuerzo. Hay una falta clara de hábito y rutina de trabajo, imprescindible para la consecución de logros; asimismo, estos niños/as se sienten incapaces de realizar cualquier tarea que suponga un esfuerzo sostenido en el tiempo. Bien es cierto que el problema de la falta de esfuerzo personal no es exclusivo de los niños con altas capacidades. Se trata prácticamente de un mal endémico de nuestro sistema educativo, aquejando a numerosos alumnos, independientemente de su grado de inteligencia. Pero en un niño o niña con sobredotación intelectual, su capacidad le permite permanecer en una línea de aprendizaje pasivo durante un mayor tiempo. Es en la Enseñanza Secundaria Obligatoria y, sobre todo, en el Bachillerato, donde el fracaso escolar se hace evidente. ¿Quiénes son los responsables de que un niño con un potencial enorme no lo sepa aprovechar en su beneficio y en el de los demás? Quizá no haya que buscar culpables, si no que cada uno de nosotros intentemos solucionar el problema, en la medida de nuestras posibilidades. La comunidad educativa debería tomar nota, apoyando a estos niños, no dejándolos a su suerte y esperando que su potencial les obre el milagro. Por su parte, los padres deberían ser rigurosos ante un pequeño o pequeña que no se esfuerza, sea en los estudios o en otras parcelas de su vida. Y no propongo, desde este foro, volver a los principios educativos que inspiraron la conocida frase la letra con sangre entra; en absoluto. Me refiero al principio de la responsabilidad en la educación de nuestros hijos, sin complejos; a concederle valor al esfuerzo. Con esa responsabilidad aprenderán a luchar por sus objetivos, a no desistir ante el más mínimo contratiempo y a ser personas que, sobre todo, saben lo que poseen y con capacidad práctica, lo usan. Y respecto a todos aquellos que tenemos la enorme suerte de trabajar con ellos, debemos guiarlos, “atraparlos” en un modelo de aprendizaje atractivo y responsable, que valore y refuerce positivamente el trabajo, para que no tiren la toalla ante su futuro. Consigamos, entre todos, que controlen su inteligencia y que la meta no les resulte tan imposible de rebasar.

Un cordial saludo. Gloria Pavón Basurte. Psicóloga del Centro Psicopedagógico AS.


A %d blogueros les gusta esto: